Seleccionar página

 

Las grandes diferencias entre Linux y Windows pueden terminar haciendo que, según las necesidades del usuario, este se decante por un sistema operativo u otro. Por eso en este artículo vamos a exponer algunos motivos para abandonar el sistema de Microsoft en favor del Open Source. Tomaremos como referencia una de las más amigables para el usuario común: Linux Mint.

Harto de los constantes reinicios de Windows? En Linux las actualizaciones suelen requerir entre 0 y 1 reinicios, mientras que el sistema de Microsoft puede llegar a solicitar dos en algunas circunstancias. Por ejemplo, cuando se cambia una gráfica de NVIDIA por otra más reciente, Windows puede terminar requiriendo un reinicio para terminar la instalación, mientras que en Linux el funcionamiento es out of the box si el driver instalado soporta la nueva GPU.

Viendo las circunstancias, el único proceso complejo que queda en el mantenimiento de Linux Mint son las propias actualizaciones, que por cierto están bastante mejor gestionadas que en Windows.

Aquí no vamos a entrar en aspectos técnicos profundos,  así que nos limitaremos a decir que el componente que más recursos consume en un sistema Linux de escritorio es la propia interfaz gráfica, por lo que sustituyendo este componente se puede terminar ganando mucho, incluso la posibilidad de poder ejecutar Linux Mint en un ordenador en el que Windows 7 o 10 da la sensación de arrastrarse.

Linux Mint ofrece por defecto una interfaz gráfica llamada Cinnamon, la cual está orientada a ordenadores recientes (y no tan recientes). Sin embargo, también ofrece variantes con las interfaces gráficas MATE y XFCE, que son bastante más ligeras que Cinnamon.

Puedes jugar a tus juegos de Windows en Steam

Desde hace algo más de un año está disponible en las versiones del cliente de Steam para Linux y Mac la característica Steam Play, la cual abre la puerta a ejecutar una gran cantidad de juegos de Windows en Linux y Mac.

Si bien Steam Play es una característica a la que todavía le queda mucho recorrido para ser un sustituto real de Windows, su progresión está siendo constante y su activación solo requiere de unos pocos clics, sin necesidad de utilizar la temida consola de comandos.

En Reciclatuordenador usamos mucho Linux Mint para recuperar equipos para oficinas y pymes que quieren ahorrar en licencias y que quieren seguir dando utilidad a sus equipos ya que la mayor causa de la obsolescencia de éstos son las constantes actualizaciones de software y navegadores, en muchos casos innecesarias para la utilidad que se les da en las empresas.

 

error: Donde vas calamar !!